Los riesgos de emprender en Franquicia

Parece un mal principio hablar de riesgo si lo que pretendemos es animar a emprender pero emprender es un riesgo y sin riesgo no hay emprendimiento.

Iniciar un negocio en Franquicia es una buena manera de minimizar los riesgos de fracasar en nuestro proyecto pero no hará que desaparezcan.

Por lo tanto, conviene evaluar los riegos que podemos y debemos asumir antes de emprender con este modelo de crecimiento empresarial.

Está bien dejarnos llevar por la ilusión de un nuevo proyecto y además es un requisito fundamental sin el cual no deberíamos iniciar nada pero asimismo hay que estudiar detenidamente las diferencias que nos supondrá estar en régimen de Franquicia frente al modelo tradicional.

1.- Tendremos costes adicionales frente a un comercio tradicional, puesto que no solo hay que abonar un canon de entrada inicial sino que existen otros costes en forma de Royalties que se traducen en un coste fijo o variable sobre nuestras ventas que deberemos abonar así como Royalties de Publicidad y/o Marketing.

2.- Nuestra capacidad de actuación empresarial para la toma de decisiones estará muy limitada, dado que el Franquiciador dirigirá en gran medida nuestras operaciones y dependeremos de su nivel acierto.

3.- Integrarnos en una red de Franquicias donde otros franquiciados de la red tienen problemas de gestión o rentabilidad, impactará negativamente en la reputación de nuestra empresa.

4.- Los contratos de Franquicia son difíciles de romper o cambiar antes de cumplir los plazos de finalización marcados. Podemos vernos limitados a la hora de querer traspasar o cesar en nuestra actividad. Es un tema que hay que estudiar concienzudamente a priori.

5.- Debemos exigir al Franquiciador información financiera detallada sobre los Ingresos y Gastos de nuestra Franquicia con una cuenta de explotación previsional con alcance temporal de entre 3 a 5 años.

6.- Es aconsejable disponer de un 30% al 50% del capital necesario para montar nuestra franquicia con recursos propios y no depender del 100% de financiación externa. Tener en cuenta que deberemos afrontar un periodo de 6 a 12 meses hasta poder alcanzar el punto muerto del negocio y en ese tiempo necesitaremos disponer de capital circulante suficiente.

7.- Elegir la franquicia por el nivel de inversión más bajo no nos garantizará nada. Es directamente proporcional el nivel de la inversión con el retorno que obtendremos. Pero si necesitamos crecer ordenadamente y con la inversión más reducida posible, optaremos por una Franquicia de Autoempleo e iremos creciendo incorporando más unidades de la misma marca, esto creará economías de escala haciendo que nuestro proyecto personal se convierta en un verdadero negocio.

Y para acabar, claro que emprender en Franquicias tiene ventajas pero eso es más fácil de descubrir y de disfrutar.

T4 Franquicias Baleares |  Calle Cala Bona, 17 Bajos | 07009 Palma de Mallorca

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *